Maletín james bond
Para Juan Bosco Maino Canales
Por María Angélica Illanes

CONOZCA:
Gracias Juan
Carta abierta a Juan Maino

Esta historia aparece en
"Las historias que podemos contar, volumen uno".


ESTA NOCHE CAMINÉ bordeando esta hermosa construcción de silencio bañada de fuentes y de luna. Hasta ahora no me había enterado de que estuviste aquí.

Te conocí en los tiempos de la metralla y el grito, en los tiempos del sacrificio de los hijos nuevos a los perros cazadores de los amos, lanzados al descampado de la patria.

Un día llegaste a mi departamento para conversar sobre las tareas que demandaba el trabajo político en dictadura. Y te sentaste en mi sofá con tu enorme maletín james bond sobre tus piernas y tu cara de niño chico. Mientras abrías el maletín observé desde mi postura en diagonal, la picaresca luz de tus ojos pardos. Sacabas, sonreías, tus secretos, los que florecieron bajo la tapa en un estampido de colores.

"Soy fotógrafo", me dijiste. Me acerqué y comenzaron a navegar por mis ojos y mis dedos, bellas imágenes de atardeceres, de calles con faroles encendidos, de niños en una playa de oleaje cansado... Y, en el subsuelo de las fotos, los barretines de los textos clandestinos, papel amarillento a roneo, tinta negra.

Y mientras tocaba, revolvía y deseaba entrar en el papel de tus fotografías, me puse a pensar que nuestras vidas eran esos dos mundos desgarrados que en dos pisos escondía tu maletín: el color y la oscuridad, el sueño y la realidad, el placer y el deber. Entonces una pregunta hereje asomó a mi mente: ¿por qué romper el encanto para pasar al miedo? Deambulé por las calles de la ciudad durante los días que siguieron a tu detención. Mientras tú morías, nuestras vidas también morían un poco, se desarmaban, se confundían, se rompían los amores y se desataba la soledad. Cuando tú morías, Juan, la vida se guardó para permanecer oculta en maletines james bond, de doble fondo, como el tuyo.

      

Juan Bosco Maino Canales, nacido en febrero de 1949, había egresado de Ingeniería en la Universidad Técnica del Estado, donde, además se destacó como un notable fotógrafo cuyos trabajos han sido mostrados en múltiples homenajes y exposiciones. En ese legado de imágenes se puede apreciar la inmensa camaradería que tuvo en su juventud en los retratos que realizó a muchos de sus amigos, pero también el rostro de la miseria social que lo llevaba a recorrer poblaciones, maletín en mano. Militante del MAPU está desaparecido desde mayo de 1976. Sus últimos pasos se pierden en la llamada "Colonia Dignidad", reducto regentado por el pederasta y pedófilo nazi Paul Shaeffer, a donde había sido llevado desde Villa Grimaldi. Juan Bosco había sido por la DINA el 26 de mayo de 1976, en el domicilio de Elizabeth Rekas Urra y Antonio Elizondo Ormaechea (ambos detenidos desaparecidos, cuyo último paradero puede haber sido también Colonia Dignidad).

Juan Bosco era compañero de estudios de Antonio, con quien se encontraba realizando la tesis para obtener el título de Ingeniero Mecánico en la UTE. Por eso concurría regularmente al domicilio de la familia Elizondo Rekas, y muy a menudo alojaba allí, donde mantenía incluso algunas pertenencias suyas. En el operativo que culminó con la detención de Juan Bosco, participaron por lo menos un vehículo y tres agentes. Estos fueron vistos por vecinos del sector cuando ingresaban al departamento de los Elizondo Rekas. Desde entonces todos ellos se encuentran desaparecidos, unto a una citroneta de propiedad de Maino, el cual, está siendo buscado en Colonia Dignidad.

Hacemos notar que Elizabeth Rekas Urra se encontraba embarazada, ignorándose el destino que tuvo su hijo.


Si sabes algo más sobre el o los compañeros cuya historia leíste, compártelo con nosotros enviándonos un e-mail para que así todos podamos conocerlo.
Si sabes algo sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártelo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.


Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005 - © 2006. ESCRÍBANOS