El chico Sebastián, un artesano militante
En memoria de Rubén Arroyo Padilla
Lucía Sepúlveda






Al igual que cada día, Rubén David Arroyo Padilla se dirigió aquella mañana del 24 de noviembre de 1974 a su trabajo en la calle Lira 580 de la capital. Nunca llegó: fue detenido en el trayecto por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Al día siguiente, tres agentes de la dictadura allanaron su hogar, provocaron destrozos y se llevaron especies. Entraron premunidos de la llave del inmueble que sólo manejaban el detenido y su cónyuge. Ese mismo día 25 de noviembre fue detenido Juan Carlos Zamora Pino, quien trabajaba con Rubén Arroyo en actividades artesanales. Días después Zamora fue dejado en libertad.

Lo vieron en Villa Grimaldi
Otros detenidos fueron testigos del paso de Rubén por el fatídico centro de tortura conocido como Villa Grimaldi. Así lo afirmó en su testimonio Iván García Guzmán, detenido el 20 de noviembre, quien posteriormente fue dejado en libertad y luego se marchó del país. García aseguró haber visto en Villa Grimaldi, entre otras personas, a un joven llamado "el Chico Sebastián", apodo por el cual Rubén Arroyo era conocido dentro del MIR.

Víctor Manuel Zúñiga Arellano también lo vio en Villa Grimaldi. En su testimonio señala que no lo volvió a ver a partir del 8 de diciembre de 1974. Zúñiga quedó en libertad más adelante y posteriormente falleció en prisión, en octubre de 1985.

Revista que fue montaje
En julio de 1975 el nombre del afectado figuró en una nómina de personas fallecidas en el extranjero que publicó la revista LEA de Argentina. El texto señalaba que 60 miristas chilenos habrían sido eliminados por sus propios compañeros. En esos mismos días un medio de comunicación brasileño informaba de otros 59 chilenos muertos en parecidas circunstancias.

Los 119 nombres de chilenos, supuestamente muertos en el exterior, corresponden a personas detenidas por los servicios de seguridad chilena dentro del propio país y que desde entonces se encuentran desaparecidos.

De esta revista LEA, apareció sólo el número mencionado y de ella se desconoce incluso editor responsable. La información jamás fue confirmada por autoridad oficial alguna. El montaje de esta publicación se enmarca dentro de las siniestras actividades de la Operación Cóndor, planificada por los organismos de seguridad del Cono Sur.


Si sabes algo más sobre el compañero cuya historia leíste, compártelo con nosotros enviándonos un e-mail para que así todos podamos conocerlo. Si sabes algo sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártelo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.

Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005. ESCRÍBANOS