ALTO Y SERENO

Martín Faunes

              A Bautista lo conocí la tarde en que me correspondió asistir por primera vez a la jefatura del GPM de Cerrillos; hablo, más menos, de fines del sesenta y nueve.

Aclaro que para entonces yo no sabía que Lucho Guajardo "cicleto" se llamaba así en realidad, como no sabía tampoco el nombre verdadero de Martuca, ni el de Nicolás; mucho menos el del tipo alto de aspecto sereno que nunca había visto antes y que permanecía tomando notas mientras comenzaba esa reunión lejana «en algún lugar de Santiago». Y cuando la reunión empezó, el primer tema que tratamos fue uno álgido: la gente del PC borraba nuestros rayados y no nos dejaba entrar en los sindicatos; la situación no era fácil, y para enfrentarlos nos arrebatábamos la palabra proponiendo acciones que, aunque no parecieran todas muy sensatas, claramente pretendían derrotar al reformismo para siempre.

Ese fue el minuto en que el desconocido alzó el rostro y ganó la palabra para, de manera muy convincente, expresar un par de ideas que no podré dejar de recordar: «jamás olviden, compañeros, que nuestros enemigos son la derecha y el imperialismo, y es a ellos a quienes deberemos derrotar; si para eso fuera preciso enfrentar al reformismo, lo haremos con fuerza, pero con lealtad, porque es imprescindible ganar a esos compañeros para la revolución. La revolución no podrá hacerla un grupo aislado por más coraje, voluntad y valentía que tenga. La revolución será producto de la fuerza generada por todos los que se opongan a la derecha, a los imperialistas, y al aparato del estado, y de ahí no podemos excluir a nadie; esos compañeros son imprescindibles para la revolución. Al reformismo no se le derrota, se le supera».


       Si deseas contar algo que sepas o expresar alguna idea en torno a los compañero Bautista van Shouwen, haz un e-mail a grimaldi@xoommail.com para que todos podamos conocerla.

Si sabes algo sobre cualquier desaparecido o asesinado por la dictadura, escríbelo también, eso nos ayudará para siempre recordarlos.


© 1998 __ULTIMOS TRANVIAS