Carta a mi amigo
el ciclista
En memoria de Sergio Tormen Méndez____


Carlos Moukarzel Numair


"La mentira tiene remedio al contrastarla con la verdad"



Te alcancé una vez en la ruta y dimos curso a la fraternidad que brota siempre entre los ciclistas. Yo te ofrecí mi "experiencia" rutera y tú la calidez y hospitalidad que entre tantas cualidades te caracterizó. Compartí en tu casa con tu familia y recibí el inmenso calor humano que irradiaba habitualmente Lucía, tu madre. Estuve mucho en tu casa, en el taller de bicicletas, recorrimos infinidad de kilómetros por los alrededores de Santiago y también de Coquimbo algunas veces en que vinimos a mi casa.

Tercero de la izquierda Sergio Tormen,
premiado en la subida a Portillo que recuerda la foto.
Al centro Henriqueta, hermana de Lucho Guajardo Zamorano.

En este instante recuerdo a la Charito, aquella polola que amaste tanto y con la que te "peleaste" y volviste tantas veces. ¿Te acuerdas de nuestras idas a Peñaflor a la casa del Zamora o a la del Lito Molina donde comíamos sandía con harina tostada?. Podría citar tantos momentos hermosos como a tantas personas que valoramos tu humanidad y que aún hoy lloramos tu ausencia.

En el año 1974, el último en que te vimos, te recuerdo complicado por tus quehaceres: debías compatibilizar la necesidad de trabajar con la de continuar tus estudios en INACAP, el pololeo con la Charito y la dificultad para retomar tu nivel deportivo. Hasta que llegó ese 20 de Julio, en que después de apresar a Pato Guajardo, los de la DINA vuelven y te llevan junto a Peter de 14 y a Andrés, a quienes sueltan en una calle cualquiera. Pero de ti y del Pato no supimos nunca nada más. A tu madre sólo le dijeron que te investigaban por participación en actividades subversivas, pero que tu estado de salud era bueno, pero después le dijeron que Sergio Tormen Méndez no se encuentraba detenido por orden de autoridad administrativa alguna y que este Ministerio ignoraba tu actual paradero". El Mercurio, después publicó, que el Ejército efectivamente te había detenido, pero que habías sido liberado y que te encontrabas en Neuquén, Argentina, participando como un guerrillero.

La fuerza del vínculo sanguíneo, del amor y la creencia en que debía primar el respeto por el prójimo -por sobre otras diferencias-, nos hacía abrigar la esperanza de encontrar en algún momento una respuesta. No obstante, nos encontramos con una atmósfera de terror y consecuentemente de temor para quienes intentasen indagar por algo tan esencial como la vida de semejantes, "tragados" por "aparatos oficiales". Las respuestas fueron en muchos casos "que había que esperar", también consejos de no seguir en la búsqueda porque "nos podía pasar algo", cosas que nos ocurrieron a muchos y, los que a pesar de todo seguimos, algunos fuimos objeto de seguimientos y/o amedrentamientos, aún sin ser militantes de ningún partido, ni haber realizado otras acciones que no fuesen sino intentar saber de tu paradero.

Una de las cosas lindas que te puedo contar es que tu hermano Peter, ganó la Vuelta a Chile del 87. Más hermoso aún fue que desde los primeros instantes, en el podio de los vencedores, dedicó el triunfo a su hermano Sergio, desaparecido desde el 74. Tal gesto, absolutamente comprensible desde el amor, el dolor, la sensibilidad y la transparencia, fue censurado en diversos medios de comunicación y se convirtió en "inconveniente" por contradecir la "verdad oficial" reinante.

Los que mucho te queremos hemos lamentado y llorado con infinito dolor tu desaparición, agravada por la impunidad de quienes te raptaron y te retuvieron en centros de detención y tortura, como fueron Londres 38 y Villa Grimaldi, donde hemos conocido evidencias de tu presencia al principio de tu detención; pero nada hemos sabido de ti, excepto imaginar lo que te habrán hecho por lo que sabemos que le hicieron a otros. .

Finalizo esta expresión de memoria, diciendo que el pasado no se puede modificar, pero eso no significa que no sea necesario que conozcamos toda nuestra historia, no sólo la conveniente a los grupos dominantes, sino toda aquella que nos pueda dar luces para que no puedan volver a cometerse los mismos errores.

___________________________________________"Sólo la verdad nos hace libres"

_________________________"Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio…"


Sergio Tormen de 25 años de edad, era soltero y un gran ciclista. Estudiaba mecánica en INACAP y se desempeñaba como mecánico de bicicletas, siendo también militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Lo detuvieron el día 20 de julio de 1974 en el lugar donde trabajaba miembros de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Horas antes había sido detenido en el mismo lugar a su amigo y compañero Luis Julio Guajardo Zamorano.

Luis Julio Guajardo Zamorano, militante del MIR, ciclista e hijo de ciclistas, había egresado del Liceo Manuel de Salas con nota siete, después de lo cual fue aceptado de inmediato en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile, donde como en el colegio mostró también su excelencia. Lucho Guajardo al momento de su detención cursaba quinto año de ingeniería y su compañera tenía dos meses de embarazo.

La tragedia se desató a partir de agentes de la DINA que detienen al ciclista también y dirigente del MIR Luis Julio Guajardo Zamorano, quien era un gran amigo de Sergio. Luis Julio se encontraba en el taller de bicicletas de Tormen, muy cerca del Club Hípico de Santiago. Más tarde los mismos agentes volvieron al lugar para detener al dueño del taller, Sergio Daniel Tormen Méndez y a dos personas más que luego fueron liberadas. Uno de ellas era el entrenador del equipo chileno olímpico de ciclismo y el otro, el hermano de Sergio Tormen, Peter, quien era un niño todavía.

Peter, aquel niño que permaneció entonces secuestrado, jamás olvidaría que el mensaje que le pidió Lucho al saber que lo liberaban fue que cuidaran a su hija, tampoco que su hermano, en un momento de la tortura, se había bajado la venda y reconocido al que lo golpeaba y se lo dijo increpándolo, lo cual, posiblemente le costó la vida.

Años después, Peter, que se convertiría en un extraordinario ciclista, ganaría notoriedad al dedicar su victoria en "La vuelta de Chile" a su hermano desaparecido, hecho que los medios de prensa de entonces, dominados por la dictadura, intentaron ignorar.

El 27 de julio de 1974, unos días después, fue detenido en su domicilio José Manuel Ramírez Rosales, quien había reemplazado en su cargo dentro del MIR a Luis Julio Guajardo desde la detención de éste. Los tres detenidos desaparecen desde la casa de torturas de calle "Londres 38", habiendo bastantes testimonios de su permanencia en ese recinto.

Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005. ESCRÍBANOS