CON MARIO SOMOS AMIGOS
Para Mario Edrulfo Carrasco Díaz
Por Lucía Sepúlveda





Era un hombre joven, delgado, de regular estatura, que no tenía más de 30 años. Llamó a la puerta de la casa de Pedro León Ugalde 1485, y a la mujer que lo atendió le preguntó por Mario y le dijo que eran amigos. Aurea del Carmen Díaz Valdés, la madre de Mario Edrulfo Carrasco Díaz, pensó rápidamente que si llamaba a su hijo, él llegaría atrasado al Comercial 2, donde estudiaba. Sólo por eso le dijo que no estaba en casa. El joven insistió y ella sugirió que podía dejarle recado, se lo daría a su hijo cuando llegara. En ese momento el supuesto amigo sacó algo semejante a una billetera y le mostró lo que a ella le pareció un disco, añadiendo que pertenecía al Servicio de Inteligencia. En seguida, se acercó otro hombre de la misma edad, que al parecer estaba en la calle junto a la muralla. Ambos vestían de civil, no mostraron armas, pero entraron en la casa sin exhibir orden de allanamiento.

Era el medio día del 16 de septiembre de 1974; los hombres iban acompañados de otros tres y se movilizaban en una camioneta Station Wagon de color verde claro. Comenzaron el allanamiento y a Mario, que estaba arreglándose para ir a clases, le ordenaron acompañarlos sin siquiera mostrarle orden de detención. Tampoco dijeron a qué lugar lo llevarían.

Mario Edrulfo Carrasco Díaz, tenía 18 años y estudiaba Contabilidad en un liceo Comercial. El Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, lo declara sin militancia conocida. Agrega que se desconocen antecedentes sobre su permanencia en recintos de detención.

Lo vieron en Tres Alamos
El padre de Mario hizo una denuncia en el 4º Juzgado del Crimen de Mayor Cuantía de Santiago, que luego solicitó ampliar a querella por secuestro. En una de sus declaraciones al Tribunal, señaló: "La primera noticia que tuve de mi hijo fue por el padre de Juan Carlos González Sandoval, ya que este último que estaba detenido en Tres Alamos, dijo a su padre que había visto allí a mi hijo".

El 11 de octubre de 1974, una Comisión de la Cruz Roja Internacional, visitó Tres Alamos. En esa oportunidad, la secretaria de la institución, Ximena Saavedra Cantillana, pudo ver, entre otros detenidos, a Mario Carrasco, cuya salud se notaba quebrantada. Le relató este encuentro a Edrulfo Carrasco Carrasco, padre del joven, el día 7 de noviembre.

Más adelante declaró en el Tribunal al respecto: "Recuerdo haber atendido el 7 de noviembre del año pasado al señor que se menciona, por los datos que se me dan ahora..." "...no recuerdo qué fue lo que le dije en la oportunidad en que lo atendí el 7 de noviembre del año pasado, así es que no podría decir si lo que dice se lo informé de la manera como indica. En todo caso, hago presente al Tribunal que cuando damos información a las personas que nos van a preguntar por personas desaparecidas, ella la sacamos de una ficha que se tiene en la Cruz Roja, y lo hacemos por orden del jefe".

En un oficio enviado al Tribunal, el Comité de la Cruz Roja Internacional, bajo la firma del delegado Laurente Nicole, se expresa: "...en la visita efectuada el 11 de octubre de 1974, por los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al campamento de detenidos Tres Alamos, según informaciones dadas por algunos detenidos, el Sr. Carrasco Díaz se habría encontrado incomunicado en dicho campamento. Por lo anterior expuesto, el Sr. Carrasco Días no fue visitado por los delegados del CICR, en ningún campo de detenidos".

      


Si sabes algo más sobre el o los compañeros cuya historia leíste, compártelo con nosotros enviándonos un e-mail para que así todos podamos conocerlo.
Si sabes algo sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártelo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.

Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005. ESCRÍBANOS