La maestra de Puerto Fuy
Para Bernarda Rosalba Vera Contardo
por Juan Carlos Díaz

"Bajé a Puerto Trakl entre neblinas", Jaime Huenún.



Bernarda, no te conocí personalmente, pero nuestros destinos se cruzaron en los setenta y ahora después de treinta años se vuelven a cruzar al recuperar tu memoria.

En febrero de 1971 me correspondió ir a los trabajos voluntarios de verano a Osorno, en la cordillera casi al límite fronterizo con Argentina. Estuvimos en una escuelita rural, seguramente, como aquella donde tú hacías clases. Teníamos que destroncar árboles añosos, para que esos niños que venían de lugares muy apartados, tuvieran patios planos y limpios donde jugar.

Algunos de los chiquillos de esa escuela venían desde un aserradero, donde nos propusimos ir a dar a conocer nuestras ideas y, al constatar el grado de analfabetismo reinante, quisimos enseñar. Lo mismo hacías tú, después de dar tus clases. Caminabas largas horas al igual que nosotros para llegar a los campamentos llevándoles tu luz.

Las instalaciones del aserradero eran precarias. Unos cuartos pequeños y bajitos. Nos recibían siempre con un mate y pan amasado de esos gorditos y crujientes. El olor a leña quemándose traspasaba los sentidos, mi corazón se hinchaba de una mezcla de felicidad y amargura de ver a gentes tan pobres, pero llenas de una cordialidad desbordante. Seguramente a ti también te cautivaron los panes amasados y el mate, pero la miseria que insultaba te provocaba ira y revelo.

Esos bosques de lengas, ñirres y coigues de alturas gigantes, que ellos iba transformando, primero derribando el árbol, luego decantándolo por los cuatro lados, para dejarlo convertido en una baza, esto es, en un tronco cuadrado que al llegar a las barracas se iba convirtiendo en tablas de ocho por tres, de cuatro por cuatro, y de cinco por seis, tal como las tablas de multiplicar que tú les hacías repasar a tus alumnos.

A esa magia de los aserraderos, le fuiste entregando conocimiento de sus derechos; y esos trabajadores aprendieron a reclamar por ellos.

Recorrías la zona montañosa del Panguipulli, Neltume y Choshuenco, dando fuerza y aliento a los cordilleranos. Te hiciste conocida por esos lugares, Bernarda; y cuando llegó el golpe del once, estabas organizada junto a los campesinos del MCR. Entonces te acusaron de pertenecer al grupo que realizó el asalto al retén Neltume, y te buscaron intensamente por "extremista". Desafortunadamente el diez de octubre de 1973 en la localidad de Trafún, provincia de Valdivia, lograron detenerte.

Dicen que fuiste llevada a los dos de la mañana del día 11 de octubre al puente Villarrica sobre el río Toltén y que ahí te acribillaron junto a otros compañeros que permanecen desaparecidos desde entonces. Bernarda, ya no sigues caminando por esos senderos húmedos ni enseñando de nuestra accidentada geografía a esos niños de la nieve y la montaña. Tal vez, estás mirando desde arriba las copas de esos árboles milenarios, o quizá, en el fondo de ese río donde caíste, se fundieron tus huesos con las raíces de un corcolén, que creció allí mismo donde te asesinaron.


      


Bernarda Rosalba Vera Contardo, casada, una hija, profesora de la Escuela de Puerto Fuy en el Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, militante del MIR, fue detenida el 10 de octubre de 1973 por efectivos de la FACH, que pertenecían al Grupo N°3 de Helicópteros "Maquehua" ubicado en Temuco.

La detención ocurrió en la localidad de Trafún, provincia de Valdivia, donde Bernarda Vera había buscado refugio debido a que era intensamente buscada. Sus familiares habían recibido información que se la buscaba por el asalto frustrado al Retén de Neltume. Versiones de testigos sobrevivientes dicen que ella no había participado derechamente en el frustrado asalto pero, por su militancia en el MIR y su relación con otras personas que también se les responsabilizó de este hecho, fue acusada del asalto. Dos días antes de su detención, en la zona de Panguipulli, Neltume y Choshuenco se había iniciado un vasto operativo de militares, efectivos de la Fuerza Aérea y Carabineros. Día a día la prensa informaba sobre la búsqueda de "los extremistas"; especial mención se hacía de Bernarda Vera. Un reportaje de la época titula: "La Bernarda huye acosada por hambre y enfermedades". La autoridad militar al más alto nivel de la zona informaba del resultado de los operativos, señalando el número de los detenidos.

Ese mismo día 10 de octubre, se registra otras 15 personas detenidas que permanecen hasta hoy en calidad de detenidos desaparecidos. Los nombres son: Luis Rivera Catricheo, Eliseo Tracanao Pincheira, José y Alejandro Tracanao Pincheira, Salvador Alamos Rubilar, José Borquez Levicán, Alberto, Ernesto y Modesto Reinante Raipán, Luis Lagos Torres, Carlos Figueroa Zapata, Mauricio Curiñanco Reyes, Isaías Fuentealba Calderón y Daniel Castro López.

Como los vehículos en que se movilizaban los militares no eran suficientes, fueron a buscar al pueblo de Liquiñe a un señor de apellido Carmache a quien le pidieron su camioneta, llevando como chofer a Sixto Díaz. Por orden de los militares, alrededor de las dos de la madrugada del día 11 de octubre, subieron al vehículo a parte del grupo de prisioneros y los trasladaron hasta el puente Villarrica, sobre el río Toltén, lugar en el que los hicieron bajarse y obligaron a retirarse del lugar al chofer Sixto Díaz, siendo devuelto el vehículo posteriormente completamente ensangrentado.

Nada más se supo de ninguna de las personas detenidas ese día 10 de octubre de 1973. Cabe señalar que en base al frustrado intento de asalto al retén de Neltume, se instruyó en la Fiscalía Militar de Valdivia el Consejo de Guerra rol 1498-73, conocido como proceso Neltume, y en el cual por sentencia de este Consejo del día 2 de octubre de 1973, fueron condenadas a muerte doce personas, entre ellas José Liendo Vera -alias el Comandante Pepe- en tanto que la afectada recibió también sentencia de condena de muerte en rebeldía por no haber sido habida. Hasta la fecha no hay ninguna versión oficial sobre lo sucedido con Bernarda Vera Contardo, encontrándose en calidad de detenida desaparecida.


Si sabe algo más sobre Bernarda, Maestra de Puerto Fuy, o sobre cualquiera de las personas que fueron detenidas ese 10 de octubre de 1973 por efectivos de la FACH, compártelo con nosotros enviándonos un e-mail para que así todos podamos conocerlo. Si sabes algo sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártelo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.

Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005. ESCRÍBANOS