Juez especial después de 27 años
Para Leopoldo Muñoz Andrade
Lucía Sepúlveda







Leopoldo Daniel Muñoz Andrade, "el Flaco", de 22 años de edad, estudiante universitario, militante del MIR, de la comuna de La Cisterna, fue detenido por agentes de la DINA el 20 de julio de 1974, en Avda. Matta con Arturo Prat. Pocos días antes su hermano Alberto había sido liberado desde la Academia de Guerra, y el 19 de julio había sido detenido su amigo, también del MIR, Pedro Poblete Córdova. La desaparición de Leopoldo es uno de los casos que deberá ser investigado por el juez Manuel Bustos Meza, del Tercer Juzgado del Crimen de San Miguel, recientemente designado por la Corte Suprema para agilizar la marcha de procesos que como éste han estado detenidos por años.

En 1975, su nombre figuró en un montaje que fue parte de la Operación Cóndor para encubrir las desapariciones de chilenos.

Madre encuentra un testigo
Su madre, Ester Andrade Cruz le ha buscado desde entonces, y comenzó visitando los campos de concentración. Leopoldo era un joven de mediana estatura, tez tostada, y pómulos salientes. Fue visto desfigurado por las torturas, en Cuatro Alamos, por Carmen Quezada Fuentes, ex detenida sobreviviente, cuyo esposo (Modesto Espinoza) también es detenido desaparecido. Los tres estuvieron en 4 Alamos en enero de 1975. Carmen recuerda haber visto a Leopoldo Muñoz, a José Flores Rojas y a Arturo Aguilera amarrados y tirados en el suelo. Todos eran mantenidos amarrados y tirados en el suelo. Leopoldo pidió a Carmen: "grábate mi nombre", y se mostró preocupado por la suerte que podía correr su madre al buscarlo, ya que los prisioneros habían sido amenazados en el sentido de que si sus familiares hacían muchos trámites, les ocurrirriría lo que a Carmen, detenida luego de realizar diligencias por su cónyuge ya en poder de la DINA.

Romo nuevamente
Carmen testificó que luego fue trasladada a Londres 38 junto a un grupo de detenidos, entre los que iba su cónyuge y Muñoz Andrade. Este grupo era llamado por los agentes como "el grupo de Villa Lo Arrieta". Siete días después, fueron trasladados por Osvaldo Romo a Villa Grimaldi. Todos iban en pésimas condiciones físicas, producto de las torturas. En una oportunidad los guardias sorprendieron a Carmen conversando con Muñoz Andrade y ambos fueron castigados y torturados.

Carmen fue entonces separada del grupo. Posteriormente, en horas de la noche, los guardias le dijeron que su esposo estaba muerto: "El perro ya dejó esta vida lo mismo el grupo que andaba con él". Pocos días después Carmen fue nuevamente trasladada a 4 Alamos. Allí, los detenidos no tenían noticias acerca de su esposo y de quienes estaban con él.

El recurso de amparo interpuesto por su madre en su favor de Leopoldo, rol 481-74 de la Corte de Apelaciones de Santiago, fue rechazado en atención a que las autoridades competentes consultadas negaron en todo momento el hecho de la detención.

      

Si sabes algo más sobre el compañero cuya historia leíste, compártelo con nosotros enviándonos un e-mail para que así todos podamos conocerlo. Si sabes algo sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártelo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.

Sitio creado por
ULTIMOS TRANVIAS
© 1999 - © 2000 - © 2001 - © 2002
© 2003 - © 2004 - © 2005. ESCRÍBANOS