Amanecerá un día
Para Luis Palominos Rojas


Eduardo Palominos Rojas




No sé si será en la escarchada mañana de un invierno o en la florecida tarde de una primavera, quizás el sol aparecerá por el oeste, cuando el flaco con su sonrisa eterna venga de nuevo con su corno bajo el brazo a tocarnos la cuarta sinfonía, después de tocarnos la cumparsita en su acordeón Paolo Soprani, o con su voz deleitará a los escuchantes cantando "Plegaria de un labrador" allá en la casa de la cultura de Ñuñoa, y habrá de estar allí también Víctor Jara para reclamarle que esa canción no era tal como él la cantaba, que si el autor se enteraba podría hasta enojarse a lo que respondería que éste jamás se enteraría pues no tenía tiempo para andar escuchando interpretes de festivales juveniles.

De todas manera Víctor Jara insistió que la canción original no era tal como la cantaba, "lo hago con la intención sólo de recrearla además esta canción no es de Víctor Jara pertenece al pueblo de Chile, al folklore de mi país, lo que hizo que Víctor, le diera un cálido abrazo, de allí salió refortalecido después de escuchar de éste que si volviera a componerla haría caso de sus sugerencias. Con ella ganó el festival de la canción del liceo de Niñas Nº 11 de Macul, el Juana de Ibarbourú, con sólo diez y siete años.

Al poco tiempo dejaría su corno, su acordeón y al terminar sus estudios de este instrumento en el Conservatorio Nacional de Música se haría una promesa de no volver a tocarlos hasta cuando Chile fuera un estado socialista.

No viste ese estado soñado, luchaste por el, te arrancaron la vida siendo un adolescente aun, hoy sólo exijo que nos permitan tener tu cuerpo para darte sepultura, para desde allí escuchar tu corno y llevarte tu acordeón para que lo toques e iremos todos quienes te escuchamos, hacerlo vibrar.

Permítenos Luis Jaime una vez más, reír, tomar un vaso de vino y decirte no te olvidaremos jamás.


Luis Jaime Palominos Rojas, soltero, estudiante del Conservatorio Nacional de Música, militante del MIR, fue detenido el día 7 de diciembre de 1974, en la ciudad de Santiago por agentes de la DINA, y conducido hasta el centro secreto de detención y tortura conocido como Villa Grimaldi, donde permaneció en un galpón grande, la mayor parte del día amarrado de pies y manos, presentando sus manos quemadas por brasas de cigarrillos.

Es importante señalar que Luis Palominos era de salud frágil, pues en el mes de febrero de 1973 había sufrido un accidente, permaneciendo dos meses internado en el Hospital de Neurocirugía, en estado grave.

Asimismo, dos hermanos del afectado Eduardo Helmut y Erwin Edgardo Palominos Rojas, ambos empleados de LAN Chile, habían sido detenidos el 13 de septiembre de 1973, siendo liberados después de permanecer recluidos en diversos recintos.

El nombre del afectado figura en una nómina de 60 miristas chilenos, supuestamente muertos" por sus propios compañeros de lucha", en Argentina, Colombia, Venezuela, Panamá, México y Francia, publicada en la revista LEA de Buenos Aires; la que unida a otra lista de 59 chilenos, miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), dados por muertos, heridos o evadidos en un enfrentamiento con fuerzas policiales argentinas, acaecido en Salta, y publicada en el Diario O'DIA de Curitiba, Brasil, enteran un total de 119 personas. Tres periódicos nacionales: El Mercurio, La Segunda y Las Ultimas Noticias reprodujeron las noticias mencionadas, los días 23, 24 y 25 de julio de 1975 respectivamente.

Igualmente, Luis Jaime Palominos Rojas figura en una nómina de detenidos y desaparecidos desde el recinto de Villa Grimaldi, en el período comprendido entre noviembre de 1974 y febrero de 1975, que publicó el 26 de abril de 1990 el diario "Fortín Mapocho".       


Si sabe algo más o hubiera otra cosa que deseara agregar sobre el compañero recordado, compártala con nosotros con un e-mail a nuestro correo electrónico. para que así todos podamos conocerlo. Si sabe algo también sobre cualquier otro compañero desaparecido o asesinado por la dictadura, compártalo también con nosotros, eso ayudará a que jamás los olvidemos.

© 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003
SITIO CREADO POR __ULTIMOS TRANVIAS ESCRIBA A LOS EDITORES